Japón: Iga, tierra de Ninjas

Dejo atrás las antiguas ciudades imperiales, Kyoto y Nara, y sigo camino del Monte Fujiyama haciendo escala en Iga, ciudad ninja, cuna del Ninjutsu. Aquí todo está influenciado por los ninjas, y se ven representaciones de ellos en todas partes: fotos, carteles, muñecos, decoraciones, etc. 
Me reencuentro con la agradabilísima compañía de Katja, una joven rusa que conocí en la isla de Itsukushima, cerca de Hiroshima. Después de ver el museo ninja, vamos a ver un pequeño espectáculo, ninja, claro… Muy entretenido. Y aunque no tenía mucho de ninja (o sí…), lo más curioso fue como mantenía una moneda rodando por el borde de un paraguas que a su vez también lo iba rodando. Pondré foto… Luego, después de una demostración de cerbatana reventando un globo, pidieron un voluntario que quisiera probar; sí, habéis acertado, salí yo… Y también reventé en globo! La gente, que el 90% eran japoneses, me aplaudió más que al ninja!… De premio me dieron un adhesivo…
En la comida pudimos comprobar una vez más la gran amabilidad japonesa: nos sentamos, y estaba todo en japonés, así que miramos algunas fotos del menú a ver que nos entraba por la vista. No hizo falta, ya que la chica de la mesa de al lado hablaba inglés y nos ayudó a interpretar la carta, pero acabamos pidiendo lo que estaba comiendo ella, que tenía muy buena pinta… Nos explicó que había un dulce típico del pueblo, duro como una piedra, y se espero a que termináramos de comer para acompañarnos al lugar donde los hacían, un sitio que pasaba totalmente desapercibido a la vista del transeúnte. Al paseo se unió el chef del restaurante, que se lanzó a hablarme con su escaso español. También supersimpático! Me enseño la revista local donde salía él haciendo una pose extravagante (para nosotros al menos…), y le pedí que se hiciera una foto conmigo en la misma postura. Él encantado! Ya veréis las fotos… Luego la chica japonesa nos llevó hasta la puerta de un café, y se fue, rechazando la invitación a unirse a nosotros. Sus actos, pura amabilidad…
Mañana a ver el Monte Fuji. Hasta luego!

Un pensamiento en “Japón: Iga, tierra de Ninjas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *