Archivo de la categoría: Vuelta al mundo

To be continued…


Se acaba en viaje. En unas horas, se acabó. Un año; como pasa el tiempo! Ya tengo ganas de volver y veros a todos, y de comerme una buena paella!!…
También siento pena porque se acaba ya, y me ha faltado tanto por ver!… Habrá que ir planeando en siguiente viaje, y visitar todo lo que se ha quedado en el tintero, y otros muchos lugares más que me gustaría visitar.
Es difícil hacer un resumen de la experiencia vivida, son tantas cosas!… Lo que sí creo, o espero, es haber cambiado un poquito a mejor; ya me lo diréis, igual es a peor!… Jajaja!
La sensación que me parece clara ahora mismo es que necesito menos cosas, y que voy a disfrutar más aun de esos pequeños momentos de la vida.
Otra es que quiero seguir viajando y viendo mundo, aunque los próximos viajes probablemente no serán como este. Este ha sido único. Los siguientes serán más intensos y más cortos… diferentes.
Algunos dicen que me costará adaptarme a la vida cotidiana. La verdad, no lo sé, pero no lo creo, y no me preocupa en absoluto. Es más, tampoco creo que mi vida antes del viaje fuera tan cotidiana de todas formas… 😉
Tengo varias ideas y varios proyectos por desarrollar, y ninguna prisa por hacerlo. Estoy tranquilo y en paz, y me voy a tomar mi tiempo para pensar, focalizar y decidir hacia donde voy a llevar mi camino. Solo tengo una vida y quiero vivirla al máximo!

Galápagos

Se acerca el final del viaje, y cada vez valoro más todo lo bueno de esta aventura. Parece que cada destino se supera. Las Islas Galápagos son realmente únicas y especiales, creo que no hay otro lugar en el mundo donde se puedan ver tantos animales salvajes y tan de cerca. Aquí no salen huyendo y te puedes acercar tanto como quieras a ellos, sin tocarlos, claro, hay que dejarlos en paz y no molestarlos mucho… Es todo un auténtico lujo tener al alcance de la mano a tortugas terrestres y marinas, iguanas, lagartos, pingüinos, tiburones, leones marinos, rayas, caballitos de mar, cangrejos, pelícanos, e infinidad de otras aves y peces de todo tipo. He disfrutado muchísimo!! Hoy mismo el snorkel ha sido espectacular; ver como te pasan al alcance de la mano tortugas enormes, tiburones, caballitos de mar (de más de un palmo de grandes!), montones de peces de colores… Qué sensación!! 
Ya os aviso cuando baje de la nube… 😉

IMG_20151002_201511 IMG_20151002_201701 IMG_20151002_203517 IMG_20151002_204149 IMG_20151002_202629 IMG_20151002_203144DSCN4801OLYMPUS DIGITAL CAMERAOLYMPUS DIGITAL CAMERADSCN4845
OLYMPUS DIGITAL CAMERAOLYMPUS DIGITAL CAMERA

Costa Rica I

Primera semana en Costa Rica.
He estado en un hotelito de montaña, en medio de la selva, aislado de casi todo, paseando un poco, disfrutando del paisaje y la lluvia pasajera, y donde he sido prácticamente el único huésped y me he sentido como en casa. Doña Rosalba me ha tratado estupendamente. Bueno, la verdad que todos: su marido, empleados, y hasta los huéspedes con los que coincidí solo la noche de mi llegada, y la policía que nos visito una tarde. Todos muy amables y aconsejándome lugares a donde ir y ofreciéndose a ayudar en lo que fuera necesario. Así que por ahora, mucho mejor que lo que me habían contado…
A doña Rosalba le enseñe algunas recetas de España, incluida la paella, aunque ésta en concreto no creo que les salga, y menos sin los ingredientes adecuados… Un día hicimos gazpacho andaluz y salió muy bien y les gustó mucho. Las otras recetas ya me contará como le van…
Ayer hice una excursión que empezaba a caballo y luego seguía subiendo a pie por la jungla hasta llegar a una catarata muy chula. Allí me bañe un buen rato para refrescarme de la sudada y limpiarme la ropa de barro. Y es que la humedad era enorme y encima el terreno estaba muy blando por la lluvia, lo cual dificultó la marcha un poco. Así que me metí en el agua con toda la ropa! Total, ya estaba empapada… Ni que decir tiene que me sentó de maravilla. Que a gusto estaba bajo la cascada! Y que paz, el guía y yo solos, disfrutando de aquel rincón paradisiaco! Estábamos relajados, observando la escena y escuchando el sonido del agua impactando en las rocas y la poza, y siguiendo su curso montaña abajo en forma de alegre riachuelo. Era un ensimismamiento hipnótico, catártico… hasta simbiótico. Luego hablamos un poco de la vida, y de su vida, y de sus penas y sus glorias, que de todo había. Lo bueno era que se le veía en paz y siguiendo adelante.
Después de reponer brevemente las fuerzas con algo de comida y bebida seguimos el camino de vuelta hasta los caballos. Al rato ya estaba como antes de llegar a la catarata: empapado de sudor y embarrado… En el recorrido vimos un mono, una serpiente, huellas de tapir (mejor no tropezarse con uno, embisten y son peligrosos…), y unas hermosas mariposas azules muy grandes, aparte de aves varias. Aunque para aves, las que me acompañaban cada día en el comedor: un tucán joven que rescataron, e infinidad de colibrís! Estos tenían un abrevadero de agua a un metro de las mesas, así que los pude ver muy bien, porque aquí paraban un poco, que en vuelo no ves nada!… Aunque podían beber como unos cinco al mismo tiempo, había peleas y persecuciones de los dominantes a los otros y no les dejaban beber, aunque al final bebían todos, intranquilos, eso si, mirando de reojo si volvían los machos alfa… Y que velocidad de movimientos! Y las alas, ni se veían… Uno, el pobre, se estrelló contra la luna lateral de un coche estacionado, y lo cogimos ya muerto por el impacto. Lo sostuve en mi mano, era diminuto, como un dedo de grande, y ligero como el algodón; apenas notaba su peso en mi palma…
Volviendo a ayer, me cayó un rayo a unos cien metros, pegando un castañazo tremendo. Que susto me dio el maldito!…
Ahora sigo camino, aun queda mucho por ver…

(Fotos de móvil, ya pondré las de cámara…)

IMG_20150827_222826 IMG_20150827_223114 IMG_20150827_223021 IMG_20150901_180318

Japón: Curiosidades

Efectivamente, Japon es otro mundo.
Todo es muy curioso, diferente, raro, friki…
Algunos ejemplos:
No hablan nada de inglés, creo que es algo que no quieren aceptar, pero hay información en inglés en los carteles de las estaciones de metro y la megafonía de los trenes. Que por cierto, los trenes son muy puntuales. Dicen que si ves que el tren se retrasa, es que tu reloj va mal…
Silencio. Hay silencio. En todas partes, aunque haya muchísima gente. En el metro piden que pongas el móvil en silencio. Las carreteras, llenas de coches, también son silenciosas. Ni los Ferraris se oyen al pasar!… Bueno, silencio, excepto en los centros de juego, que son ensordecedores. Ahí el volumen de la música y de las máquinas de juego a tope! Claro, que no son lucrativos, que las apuestas están prohibidas… Juegan a ganar bolitas de metal, que luego te cambian por regalos. Y luego vas a la tienda de al lado y te compran los regalos. Arreglado el problema…
Hoy en el restaurante donde he comido (pidiendo la comida en una máquina…) hemos tenido un pequeño terremoto. Nada, unos segundos. Y tan normal…
Esta todo muy limpio, pero cuesta un mundo encontrar una papelera. No se como lo hacen…
Los inodoros, fantásticos! Tienen chorritos de agua fría, templada, caliente, vaporizada, chorro concentrado y disperso, diferentes puntos de enfoque y ángulo de ataque, y sus sonidos para camuflar los tuyos por si te resultan embarazosos!… Y yo que sé qué mas, no he apretado todos los botones!
Y de los modelitos que visten las chicas sobre todo, ya ni hablamos. Hay un parque donde se juntan los domingos que es un show… Dicho esto sobre los modelitos, me parece muy bien que lleven lo que quieran; igual en Europa somos demasiado serios y monotonos…
Les encanta la tecnología, los robots y los neones. Hoy he cenado en el Robot Restaurant. Alucinante desde la misma entrada…

Y estos japos son tan amables! Hoy en el pub nos ha puesto los posavasos un chico de traje, y le he pedido la carta de bebidas. Nos la ha traído, y luego le he pedido dos gintonics. Se ha ido a la caja a pedirlos, y entonces me he dado cuenta que no trabaja aquí, que es un cliente más… Luego voy al mismo tio y le digo que si nos podemos hacer una foto (picture en inglés) y se va al de la barra a pedirle una pizza para mi!!! Jajaja!

11146616_10205849171540693_7836565004164924305_n

Japón: Iga, tierra de Ninjas

Dejo atrás las antiguas ciudades imperiales, Kyoto y Nara, y sigo camino del Monte Fujiyama haciendo escala en Iga, ciudad ninja, cuna del Ninjutsu. Aquí todo está influenciado por los ninjas, y se ven representaciones de ellos en todas partes: fotos, carteles, muñecos, decoraciones, etc. 
Me reencuentro con la agradabilísima compañía de Katja, una joven rusa que conocí en la isla de Itsukushima, cerca de Hiroshima. Después de ver el museo ninja, vamos a ver un pequeño espectáculo, ninja, claro… Muy entretenido. Y aunque no tenía mucho de ninja (o sí…), lo más curioso fue como mantenía una moneda rodando por el borde de un paraguas que a su vez también lo iba rodando. Pondré foto… Luego, después de una demostración de cerbatana reventando un globo, pidieron un voluntario que quisiera probar; sí, habéis acertado, salí yo… Y también reventé en globo! La gente, que el 90% eran japoneses, me aplaudió más que al ninja!… De premio me dieron un adhesivo…
En la comida pudimos comprobar una vez más la gran amabilidad japonesa: nos sentamos, y estaba todo en japonés, así que miramos algunas fotos del menú a ver que nos entraba por la vista. No hizo falta, ya que la chica de la mesa de al lado hablaba inglés y nos ayudó a interpretar la carta, pero acabamos pidiendo lo que estaba comiendo ella, que tenía muy buena pinta… Nos explicó que había un dulce típico del pueblo, duro como una piedra, y se espero a que termináramos de comer para acompañarnos al lugar donde los hacían, un sitio que pasaba totalmente desapercibido a la vista del transeúnte. Al paseo se unió el chef del restaurante, que se lanzó a hablarme con su escaso español. También supersimpático! Me enseño la revista local donde salía él haciendo una pose extravagante (para nosotros al menos…), y le pedí que se hiciera una foto conmigo en la misma postura. Él encantado! Ya veréis las fotos… Luego la chica japonesa nos llevó hasta la puerta de un café, y se fue, rechazando la invitación a unirse a nosotros. Sus actos, pura amabilidad…
Mañana a ver el Monte Fuji. Hasta luego!

Indonesia: Maumere

El otro día vivimos una noche especial. Nuestro chófer Hendrik nos invito a cenar en su casa con su familia. Celebraban el primer cumpleaños de su nieto, y acudía toda la familia y vecinos. Al llegar saludamos a todo el mundo y nos sentaron en la sala donde había unos diez o quince niños, que nos cantaron varias canciones. Estaban encantados con nosotros y nos hicimos bastantes fotos con ellos. Para cenar nos prepararon un pescado a la plancha que estaba buenísimo! De lo mejor que he comido en bastante tiempo; estaba muy sabroso y bien cocinado. Cenamos rodeados de los niños y hablando con la hija de Hendrik que se defendía bastante bien en inglés y tenía una conversación interesante. Aprendimos un poco sobre sus vidas. Luego apareció un grupo de hombres, que se sentaron en el suelo, y con una especie de guitarra local y una botella de vidrio vacía con una cuchara metida empezaron a cantar varias canciones locales. Una niña empezó a bailar, y al poco ya nos habíamos unido mis amigas colombianas y yo, Hendrik, y otro chico que hablaba inglés (casi el único). Nos hicimos bastantes fotos, casi más los niños a nosotros que nosotros a ellos… Para ellos también fue algo especial, no están muy acostumbrados a ver extranjeros.
Todos lo pasamos en grande, pero sobretodo los niños. Algunos hasta lloraron cuando nos fuimos…

OLYMPUS DIGITAL CAMERAOLYMPUS DIGITAL CAMERAOLYMPUS DIGITAL CAMERAOLYMPUS DIGITAL CAMERAOLYMPUS DIGITAL CAMERA

Indonesia: Komodo y Flores

Después de la odisea de venir a Flores por tierra y mar, “enlazando” autobuses y ferrys, me embarqué en un viaje de dos días fantásticos por el archipiélago de islas en Komodo, haciendo snorkel con cantidad de peces y corales, viendo manta rayas, tortugas, delfines y una orca, y por supuesto visita a los famosos dragones. Hemos visto 6 de los mas grandes. Impresionantes!!!

 

En el viaje he hecho nuevas amistades, creo de las que quedan para tiempo. Habia tres chicas colombianas con las que sigo viaje por Flores, y una pareja de daneses, grandes viajeros, y disfrutando de la vida a tope. Contaron una anécdota que os relato aquí: Estaban atrapados con la familia en una isla, sin poder salir por avería de su avión, y querian salir de alli todos juntos en el mismo vuelo, lo cual era complicado. En medio del cabreo, otro turista se dirigió a ellos en la playa, que al parecer era un lugar encantador, y les dijo:

Podría ser peor… podríais estar en casa…”

La noche la pasamos en la misma isla de Komodo, en la única aldea que hay allí. Fue toda una experiencia. Dormimos en una casa particular, donde compartimos la tarde-noche con sus habitantes, todos muy amables. Por la noche unos visitaron unos jabalies bien hermosos sobre las once de la noche. Salí al porche elevado de la casacasa (están todas en alto) a verlos en la penumbra, ya que la luz solo funciona unas horas al anochecer y la cortan a las diez más o menos. Luego a dormir algo, no mucho, porque se oia perfectamente la vida animal que nos rodeaba, y los gallos empezaron a cantar casi al mismo tiempo que los altavoces de la mezquita, a las 4:30 aprox… Por la mañana temprano desayuno todos juntos y a ver los dragones! Tuvimos bastante suerte, ya que están por toda la isla sin ningún control y a veces no aparecen. La verdad es que acojonan bastante, y más sabiendo que una mordedura puede ser mortal…

Ayer atracamos nuestra barca-cafetera en Kanawa para visitar la isla. El agua cristalina permitía ver desde la superficie los miles de pececitos, cientos de estrellas de mar, pequeños tiburones, peces dragón entre otros, y los corales. Después de un baño entre las estrellas y algún susto de mis amigas colombianas con una raya, me metí al agua con los peces dragón que no se asustaban lo más mínimo de mi presencia y los tenía al alcance de la mano. Ahora entiendo porqué, y menos mal que no se me ocurrió intentar tocarlos (bueno, si se me ocurrió pero no lo hice…): muy bonitos, pero son el tercer pez más venenoso que existe…

IMG_20150506_180933IMG_20150506_181133 IMG_20150506_181511IMG_20150507_170116received_10153396075189095received_10153396072774095received_10153396072514095IMG_20150507_154902IMG_20150507_143857

Una visita al mundo

Hola amigos! 
Cada vez me cuesta más escribir y poner fotos… La verdad es que la tecnología que llevo no me facilita las cosas, pero la principal razón es que me cuesta ponerme a ello, y cada vez le doy menos prioridad a reflejarlo y más a vivirlo. Me acuerdo de una frase de Sabina, acerca de cuando escribía sus canciones, y más o menos decía que cuando estaba feliz y disfrutando de la vida no escribía, que lo hacía en los momentos en que estaba mal o de bajón, y que en cierta forma me inspiro esta: 
Si estas viviéndolo no estás escribiéndolo.
Igual es una excusa que me he buscado para escribir menos, pero cada vez tengo mas claro que este viaje no va a quedar realmente bien plasmado en ningún lugar mas que en mi cabeza, y creo que ni ahí va a estarlo, por lo menos no conscientemente. Estará todo ahí, y algunos detalles saldrán puntualmente en forma de recuerdos; otros se quedarán arrinconados en algún lugar del subsconsciente, olvidados para siempre. Y a pesar de ello, serán fundamentales para la formación de la persona que soy y seré, influenciando y dando forma a mis pensamientos, acciones y modo de vida.
Tengo imágenes de gente, de montañas, de fondos marinos, de costas, de campos, de selvas, de paisajes y panorámicas, de puestas de sol, de modos de vida, de sonrisas, de necesidades, de colores, de miradas… imposibles de retratar o relatar fielmente, al menos para mí. Pero lo intentaré, por lo menos con algunos momentos de esta aventura…
Ahora ya a veces lo llamo aventura, o reto, que es en lo que se ha convertido esta visita al mundo, este viaje maratoniano. Un viaje que empezó con muchas ganas de ver mundo, con la emoción de enfrentarse a lo desconocido, y pensando que era un viaje de la forma en que normalmente se entiende un viaje de este tipo, más o menos como unas largas vacaciones a la aventura. Ahora no lo veo como unas largas vacaciones, por lo menos no lo siento así, sino más bien como una forma de estar viviendo la vida en una visita al mundo, justamente como una visita, donde tomando unas pinceladas de cada lugar visitado te vas con la sensación de querer más, pero el mismo viaje te empuja al siguiente destino; hay que seguir, no hay tiempo para vivirlo todo como desearías, no en este viaje…
Y como es una forma de vivir, aunque sea temporal, hay momentos buenos, regulares y malos, como en cualquier vida normal, pero los que más abundan son los buenos, y los malos duran muy poco porque enseguida viene uno bueno que te hace olvidar todo lo negativo y darte cuenta de todo lo maravilloso que tienes a tu alrededor y lo afortunado que eres (aunque la fortuna tienes que buscársela tú mismo, no te la regalan…)
Así que nada, ya os contaré algunas de mis pinceladas por el mundo otro día, que me voy a vivirlo…

Malasia I

IMG_20150406_175241IMG_20150406_205100

Ya en el pasado se encuentran Kuala Lumpur y Penang. Ahora estoy en Cameron Highlands, y en breve estaré en Borneo, isla compartida entre Indonesia, Malasia y Brunei. Pero si no pongo lo reciente perderá su frescura…

Ayer visité la que aquí llaman Mossy Forest, que es un tipo de selva tropical muy especial, y que generalmente, en los otros lugares donde se dan las condiciones climáticas necesarias, son de muy difícil acceso (no en nuestro caso, eso es lo bueno de este lugar). Según los estudios de un grupo de expertos en la materia, Mossy Forest tiene una antigüedad de unos 230 millones de años!!

Y lo mejor, sin mosquitos… Jajaja!

También visitamos una plantación de té, donde vimos la fábrica-museo, con la explicación y demostración del proceso y manipulación a la antigua usanza. Luego pudimos disfrutar de los mejores tés en la cafetería, con unas vistas de la plantación realmente bonitas.

Hoy caminata de cuatro horas por una selva con una humedad del 99,99% diría yo, porque he sudado lo que no está escrito, y no solo yo, todos… Hasta los dobladillos de la camisa y del pantalón estaban mojados, y digo mojados, porque podía escurrirlos sin mucho esfuerzo… Y no solo los humanos lo hemos sufrido, la camara de fotos me daba problemas tambien por la humedad… En la foto aun estoy casi seco… 😉

Empecé con pantalón corto y remangado, pero entre el sol que nos daba a ratos en algún claro, los mosquitos, y las sanguijuelas, he optado por ponerme la parte de abajo del pantalón e ir mas relajado y disfrutando del paisaje. Con todo, ha valido la pena, porque la selva era espectacular, y hemos podido ver una de las mayores flores del mundo, muy rara, que se muere enseguida, solo dura 5 o 6 días.

Australia II

9-3-15
Madre mia lo retrasado que voy… Si es que no tengo tiempo!
Este mes ha sido todo ir de un lado para otro sin parar, y aun estoy en ello, ahora en Tasmania. No se si contar lo mas reciente que lo tengo mas fresco y me acuerdo de mas cosas, o lo siguiente a la entrada anterior, que ya se me han olvidado muchos detalles… porque ya casi ni me acuerdo: parece que hace ya 3 meses!…
La verdad es que he visto mucho estos dias: naturaleza salvaje a base de bosques, selvas, cascadas, desiertos, acantilados, playas desiertas, el Uluru, la Gran Barrera de Coral, montones de animales de la fauna local, y ciudades modernas y limpias. La verdad es que en las grandes ciudades se ve otro nivel: no atan los perros con longanizas, pero casi. Aqui por lo menos se ve donde va el dinero de los impuestos…

Como la mayoria del tiempo en Australia lo he pasado con mi amiga Lola, no he conocido a mucha gente, ya que cuando viajas en compania o esta organizado todo con una agencia vas mas a tu rollo, con la agenda mas marcada, y se presta menos a la improvisacion y a la interaccion con los demas. La verdad es que cuando viajas tanto tiempo seguido viene bien cambiar cosas de cuando en cuando: solo o acompañado, casa particular, hotel o albergue, excursion organizada o haztelo tu mismo, etc. Es como si fueran viajes diferentes dentro del gran viaje.

En Tasmania alquile un coche y a traves de una web local contacte con Jacob y Matilda, dos jovenes suecos que les gusto mi plan y se unieron a mi visita a la isla durante estos ocho dias. Los recogi en una granja en la que estaban haciendo wwoofing una semana. WWOOF significa Willing Workers on Organic Farms, que es un trabajo a media jornada mas o menos en una granja ecologica a cambio de cama y comida. El propietario de la granja era un doctor que habia abandonado la profesion porque no le gustaba el sistema medico… Nos acoplamos bastante bien, a pesar de que su presupuesto era minimo y dormian en acampada libre siempre que podian, y nos poniamos de acuerdo rapido a la hora de planear las actividades y horarios.
Empezamos por la costa este, que tiene mejor clima que el resto de la isla, y es muy bonita. Esa noche yo dormi en casa de un matematico muy peculiar, amigo de el doctor retirado. El tio vivia de una paga del gobierno, no se exactamente porque, pero algo psicologico seguro… La verdad es que lo pase bien en su compania, y el creo que aun mejor con la mia, porque se ve que la mayoria del tiempo lo pasa solo en su mundo y tenias muchas ganas de hablar y relacionarse. Cenamos y desayunamos juntos, todo muy hippie, comiendo sentados en el suelo del salon y de la terraza. Un abrazo, y a seguir ruta!
La mayoria del tiempo lo empleamos en hacer rutas de senderismo por los bosques y parques nacionales, con una gran variedad de vegetacion y miradores que lo hacian muy interesante. Tambien hemos visto muy de cerca muchos animales de la zona, como wallabies, erizos, lagarto de lengua azul, aguilas y otras aves (entre ellas unas gallinas silvestres muy raras), delfines, focas y leones marinos, y otros muchos que no me acuerdo ni se los nombres. Tambien hemos visto bastantes animales muertos en la carretera. Se ve que por la noche tienen mas actividad y cruzan de repente delante de los coches. Casi todos los vehiculos tienen unas defensas delante de la leche, o sea que es bastante normal… La lectura positiva es que no estan en peligro de extincion…

Otro dia sigo…
IMG_20150227_004126IMG_20150227_003908IMG_20150227_004432IMG_20150226_141210IMG_20150225_220408IMG_20150215_144650IMG_20150312_201515IMG_20150311_181758

VID_20150226_141351

Australia: Perth, Great Ocean Road y Grampians

Llega el momento de Australia.
Aterrizo en Perth y llego al hotel después de un día entero de viaje. Allí nada mas llegar conozco a unos chicos: que si que tal, de donde eres, que haces, nos vamos ahora a jugar a golf, te vienes? buff, cuando?, salimos en 10 minutos! pero es que… y hace mucho que no juego… vale va, voy!… 😉 Esa noche salgo a cenar algo, y aunque había mucho ambiente me voy a  dormir, que ya esta bien…

    Al día siguiente me reúno con Omar y Giulia, gente muy maja y acogedora, amigos de una amiga mía, que son italianos y viven aquí. Tienen un puestecito en el mercado local donde venden varios productos basados en trufa y otros preparados artesanales de su empresa familiar en Italia, muy buenos!! A mediodía se termina el trabajo y nos vamos al supermercado a comprar carne y cervezas, que nos vamos de barbacoa a la playa con sus amigos. Lo de las playas aquí es tremendo: hay barbacoas publicas a gas gratuitas (y limpias…), mesas y bancos con sombra, césped alrededor muy bien cuidado… Y nada de aglomeraciones; llegas y normalmente hay sitio para todos. Después de la comilona, una minisiesta y para casa, a descansar un poco a la fresca en el sofá, que el sol aquí pega de lo lindo. Cómo será que en los hoteles hay crema solar en el mostrador para que te pongas antes de salir!… Y así pase el día de mi cumple…

Esa noche me llevaron al aeropuerto donde volaba a Melbourne. En esta parte del viaje se unió a mí Lola, la novia de un amigo y gran amiga mía también. Después de unos meses en solitario, esta bien hacer un cambio, y además de la grata compañía, viene muy bien para compartir gastos de coche y alojamiento, que aquí es todo clarísimo!!
Sin tiempo de descansar, alquilamos un coche y nos vamos a ver la Great Ocean Road, una carretera que bordea la costa y que tiene unas vistas espectaculares. Aquí ya empezamos a ver koalas y canguros al lado de la carretera. Hay que tener cuidado con los canguros, porque parece ser que se cruzan en el camino inesperadamente y te puedes llevar a alguno por delante… Cuando los tienes cerca se paran y se quedan mirándote, y al cabo de un rato se alejan. Si los sigues los vuelves a tener cerca, y la misma operación: te miran un rato y se van.
Con los koalas no hay peligro… 😉
Se nos hizo de noche sin darnos cuenta, y encontrar alojamiento se complicaba. Por suerte fuimos a parar a una casa muy chula, que estaba llena… pero nos recomendó otro alojamiento y llamo para reservarnos la habitación. El sitio ideal, con un jardín precioso y muy trabajado, y la señora que lo atendía era muy amable.  Aparte de la jardinería, que se ve que era su profesión, también hacía un montón de mermeladas diferentes, las cuales probamos en el desayuno. Buenísimas!! Entre ella y el marido atendían toda la propiedad, que era bastante grande, y aunque solo había dos habitaciones, el trabajo fuera era cuantioso, ya que también tenían plantadas frutas y verduras en varios viveros, y criaban patos y pollos. Vamos, un faenón!
La señora quería presentarnos a sus dos perros, dos galgos que había rescatado de las carreras. Fue curioso como nos lo pidió, algo así como: tenéis algún problema con los animales? Si me lo permitís, hay alguien que quiere conoceros… Y nos llevo a la cocina y los llamo para que vinieran a saludarnos. Eran muy tranquilos y buenos  y aunque estaban bien  como la raza es así, que parecen muertos de hambre, y la historia que traían, daban un poco de lástima…

Esa noche fuimos al pub local a cenar. Era muy típico, diría yo: aparte de la decoración del sitio, había un tipo con barba jugando al billar que era para foto, y se la hice, claro… Luego nos pusimos a jugar nosotros, y uno de los tipos locales, viendo que no era el fuerte de mi amiga, se metió en la partida e hicimos amistad. Con él y con el resto del bar! La verdad es que la gente en general es muy amable, pero yo creo que más aún en las zonas rurales.

Al día siguiente ya tocaba ver lo mas famoso de la ruta de la costa: Los 12 Apóstoles. Un espectáculo! Son unas formaciones rocosas que se erigen en la orilla de la playa, y que son los restos de la antigua costa que han sobrevivido al bravo oleaje y resisten la erosión, que va ganando terreno poco a poco a la tierra.
Antes y después de ello también había otros puntos de visita muy bonitos, de similares características. Algo se puede ver en las fotos…

OLYMPUS DIGITAL CAMERAOLYMPUS DIGITAL CAMERAOLYMPUS DIGITAL CAMERAOLYMPUS DIGITAL CAMERAOLYMPUS DIGITAL CAMERAOLYMPUS DIGITAL CAMERAOLYMPUS DIGITAL CAMERAOLYMPUS DIGITAL CAMERAOLYMPUS DIGITAL CAMERAOLYMPUS DIGITAL CAMERAOLYMPUS DIGITAL CAMERAOLYMPUS DIGITAL CAMERAOLYMPUS DIGITAL CAMERAOLYMPUS DIGITAL CAMERAOLYMPUS DIGITAL CAMERAOLYMPUS DIGITAL CAMERAOLYMPUS DIGITAL CAMERAOLYMPUS DIGITAL CAMERAOLYMPUS DIGITAL CAMERAOLYMPUS DIGITAL CAMERAOLYMPUS DIGITAL CAMERAOLYMPUS DIGITAL CAMERAOLYMPUS DIGITAL CAMERAOLYMPUS DIGITAL CAMERAOLYMPUS DIGITAL CAMERAOLYMPUS DIGITAL CAMERAOLYMPUS DIGITAL CAMERAOLYMPUS DIGITAL CAMERAOLYMPUS DIGITAL CAMERAOLYMPUS DIGITAL CAMERAOLYMPUS DIGITAL CAMERAOLYMPUS DIGITAL CAMERAOLYMPUS DIGITAL CAMERAOLYMPUS DIGITAL CAMERAOLYMPUS DIGITAL CAMERAOLYMPUS DIGITAL CAMERAOLYMPUS DIGITAL CAMERA

Laos

El paso por Laos ha sido más breve de lo deseado, pero no hay tiempo, he quedado en Australia con una amiga que viene de España y entre conexiones pierdo varios días…

En el crucero de dos días a Luang Prabang he entablado amistad con Gerard, un holandés muy amable con el que he compartido habitación y conversaciones interesantes. Ha tenido varias empresas, y está en el proceso de comenzar una nueva etapa personal y profesional. Tiene varios proyectos y está tomándose este viaje para pensar, encontrar la inspiración, y decidir que camino tomar. No sé a quién me recuerda… Estaremos en contacto!

El crucero en sí ha estado bien, con unos paisajes muy chulos y curiosas formaciones rocosas en el lecho del rio. Iba bajo de caudal, y dejaba al descubierto playas de sedimentos y rocas de desprendimientos pasados. Aunque al final ya se hacía monótono y teníamos ganas de llegar a Luang Prabang…

Allí aproveché para hacer una excursión por los alrededores, con paseo el barca, y paseo y baño con elefante en el rio. El baño con el elefante fue lo mejor y más divertido del día: Entras al agua montado en él, sentado en el cuello, a pelo, pero a la orden del instructor, se zambulle y se contonea para tirarte al agua. Me recordaba a los toros mecánicos… Jajaja! Al principio aguante bien, las dos primeras intentonas no pudo descabalgarme, pero me iba cansando y al final cedí a lo inevitable…

De vuelta a la ciudad me fui a la Cruz Roja a darme un masaje laosiano, que es bastante fuerte; aun me duele todo!… Luego paseo por el centro histórico, que es Patrimonio de la Humanidad, y subida a un templo donde tenía unas estupendas vistas de 360° de la ciudad, sus rios, y los alrededores. Y luego cena con Gerard, que por lo visto no le sentó nada bien y estuvo pachucho esa noche y el día siguiente, que teníamos 6-7 horas de bus a Vang Vieng por una carreterita!… Yo por suerte, por ahora (…) las irregularidades gástricas son de mínimos efectos y las llevo bien.

Vang Vieng me gusta mucho, lástima no tener más tiempo aquí… Ayer alquilé una mountain bike y me fui a dar un paseo por los campos, bordeando las montañas, y visitando cuevas. El escenario es encantador y muy tranquilo. A veces me bajaba de la bici y andaba para ver mejor el paisaje y la gente de las aldeas. En una cueva compartí mis naranjas con un vigilante del lugar, y a la salida de la visita a la cueva me ofreció una especie de patata, pero más fibrosa, recien asada. Muy buena!

Aparte de paisajes increibles, también hay muchos sitios de marcha y restaurantes con mucho ambiente, así que el que se aburre es porque quiere…

El hotel donde estoy hospedado tiene unas vistas magnéticas, que te atrapan la mirada y te hipnotizan. Hay tanta tranquilidad, que pasa el tiempo, y sientes tanta paz, y tal relax, que da igual todo, no quieres moverte de aquí!…
Al final, ya por la tarde, decidí hacer una de las cosas que me faltaban: subir en globo! Era el último día en Vang Vieng y pensé que, aparte de la experiencia en sí misma, la vista aérea valía la pena, y así fue… El globo era pequeño, para unos 6-8 pasajeros, y la llama para calentar el aire del globo la teníamos tan cerca que cuando la encendía nos poníamos morenos… pero solo eran unos segundos, la mayor parte del tiempo esta apagada. Así pudimos disfrutar de la quietud en las alturas, una sensación diferente, como de ingravidez, y que todos los del globo gozamos bastante, dado el silencio que se generaba en esos momentos…

OLYMPUS DIGITAL CAMERA OLYMPUS DIGITAL CAMERA OLYMPUS DIGITAL CAMERA OLYMPUS DIGITAL CAMERA OLYMPUS DIGITAL CAMERA OLYMPUS DIGITAL CAMERA OLYMPUS DIGITAL CAMERA OLYMPUS DIGITAL CAMERA OLYMPUS DIGITAL CAMERA OLYMPUS DIGITAL CAMERA OLYMPUS DIGITAL CAMERA OLYMPUS DIGITAL CAMERA OLYMPUS DIGITAL CAMERA OLYMPUS DIGITAL CAMERA OLYMPUS DIGITAL CAMERA OLYMPUS DIGITAL CAMERA OLYMPUS DIGITAL CAMERA OLYMPUS DIGITAL CAMERA OLYMPUS DIGITAL CAMERA OLYMPUS DIGITAL CAMERA OLYMPUS DIGITAL CAMERA OLYMPUS DIGITAL CAMERA OLYMPUS DIGITAL CAMERA OLYMPUS DIGITAL CAMERA OLYMPUS DIGITAL CAMERA OLYMPUS DIGITAL CAMERA OLYMPUS DIGITAL CAMERA OLYMPUS DIGITAL CAMERA OLYMPUS DIGITAL CAMERA OLYMPUS DIGITAL CAMERA OLYMPUS DIGITAL CAMERA OLYMPUS DIGITAL CAMERA OLYMPUS DIGITAL CAMERA OLYMPUS DIGITAL CAMERA OLYMPUS DIGITAL CAMERA OLYMPUS DIGITAL CAMERA OLYMPUS DIGITAL CAMERA OLYMPUS DIGITAL CAMERA OLYMPUS DIGITAL CAMERA OLYMPUS DIGITAL CAMERA OLYMPUS DIGITAL CAMERAP2031353 (2)P2031387 (2)P2031398 (2)

Inle Lake

Llegué a Nyaung Shwe de madrugada, antes de hacerse de día. Bueno, al pueblo vecino donde me dejo el autobús… Aquí vi a los monjes en su matinal colecta de comida. Luego cogí un tuk tuk, el transporte local, que es una especie de furgoneta abierta con dos bancos en la parte de atrás. Hacia un frío que pelaba, así que cogí una manta vieja que había por allí y me la eche encima. A los birmanos no parecía afectarles mucho… Al llegar me fui a buscar un hostal que había encontrado en internet y no aparecía en las webs habituales de reservas. Era muy barato comparado con los demás, así que el pateo valía la pena. 
Ese día me lo tomé de relax, y me fui a dar un paseo por el pueblo. También fui por el puerto, a ver si negociaba el precio de la barca para el día siguiente y encontraba compañeros de viaje, ya que el precio de la barca es el mismo para uno que para 6. 
Al final encontré acomodo en la barca de dos Italianas y una francesa, que se mostraron encantadas de que me uniera a ellas. Una de ellas era guía en Florencia, y hablaba 5 idiomas, así que entre todos hablábamos inglés, español, italiano y francés, todo mezclado a veces… Jajaja!
La verdad es que el día fue espectacular, de lo mejor del viaje. El lago no es solo el lago, sino que en sus alrededores hay mucha vida, y fue muy interesante. Primero fuimos a un mercado local en la otra punta del lago, de hecho, bastante mas allá de él, donde se llega por un canal que atraviesa varias aldeas con sus modestas casas, construidas sobre las aguas y sustentadas en pilares de madera. En el mercado había gente de una etnia que no se deciros cual es, que vestía de forma tradicional, y me recordaban bastante a otra del norte de Vietnam, cerca de Sapa. 
Allí, por pura curiosidad, decidimos probar algo que se parecía un poco a los churros, y también le echaban azucar. Sabía a.. churro! Pero igual igual; sólo nos faltó el chocolate…
Luego fuimos a una fábrica de telas, donde también hacían el hilo de loto, que cuesta 7 veces más de hacer que el de seda. De hecho, las telas con este material eran mucho más caras que las de seda pura, aunque el hilo producido es bastante basto y no le vi la virtud, aparte del tiempo empleado…
La siguiente parada era un templo, cuyos alrededores estaban salpicados de multitud de stupas, unos pequeños templos, que parecían recién construidos, y por algunos letreros se deducía que eran donaciones particulares. Casi todos exactamente iguales, excepto por el color, que variaba.
La siguiente parada fue una herrería. Luego una fábrica de barcas de madera de teka y otros pequeños productos del mismo material. Allí mismo había una fabrica de puritos, donde nos dieron a probar los diferentes sabores, con y sin miel… En este lugar, como en otras ocasiones, me acordé de algunos amigos: En este caso de Teko por la madera, y de Manolo por los puritos… Tuve la tentación de comprar algo para llevárselo, pero no puede ser, si no acabaría mas cargado que un burro…
Luego vimos unos artesanos de la plata, muy curioso de ver. Y un monasterio, y campos flotantes, y fabricas de sombrillas, y algunas mujeres de la etnia “Long Neck”, y por supuesto pescadores, con la curiosa forma de remar con el pie, y no se que más… Todo el día, desde las 8 de la mañana hasta después de la puesta de sol… Se nos pasó volando!! Y todo por menos de 5 euros…

OLYMPUS DIGITAL CAMERAOLYMPUS DIGITAL CAMERAOLYMPUS DIGITAL CAMERAOLYMPUS DIGITAL CAMERAOLYMPUS DIGITAL CAMERAOLYMPUS DIGITAL CAMERAOLYMPUS DIGITAL CAMERAOLYMPUS DIGITAL CAMERAOLYMPUS DIGITAL CAMERAOLYMPUS DIGITAL CAMERAOLYMPUS DIGITAL CAMERA OLYMPUS DIGITAL CAMERA OLYMPUS DIGITAL CAMERA OLYMPUS DIGITAL CAMERA OLYMPUS DIGITAL CAMERA OLYMPUS DIGITAL CAMERA OLYMPUS DIGITAL CAMERA OLYMPUS DIGITAL CAMERA OLYMPUS DIGITAL CAMERA OLYMPUS DIGITAL CAMERA OLYMPUS DIGITAL CAMERA OLYMPUS DIGITAL CAMERAOLYMPUS DIGITAL CAMERAOLYMPUS DIGITAL CAMERAOLYMPUS DIGITAL CAMERAOLYMPUS DIGITAL CAMERAOLYMPUS DIGITAL CAMERAOLYMPUS DIGITAL CAMERAOLYMPUS DIGITAL CAMERAOLYMPUS DIGITAL CAMERAOLYMPUS DIGITAL CAMERAOLYMPUS DIGITAL CAMERAOLYMPUS DIGITAL CAMERAOLYMPUS DIGITAL CAMERAOLYMPUS DIGITAL CAMERAOLYMPUS DIGITAL CAMERAOLYMPUS DIGITAL CAMERAOLYMPUS DIGITAL CAMERAOLYMPUS DIGITAL CAMERAOLYMPUS DIGITAL CAMERA2015.01.26 lago inle (133)OLYMPUS DIGITAL CAMERAOLYMPUS DIGITAL CAMERAOLYMPUS DIGITAL CAMERAOLYMPUS DIGITAL CAMERAOLYMPUS DIGITAL CAMERAOLYMPUS DIGITAL CAMERAOLYMPUS DIGITAL CAMERAOLYMPUS DIGITAL CAMERAOLYMPUS DIGITAL CAMERA

Hsipaw

IMG_20150124_121700

Hsipaw, o Thibaw, como dicen los locales, es un pequeño pueblecito hacia el noreste, donde va “mucha” gente a hacer senderismo. Aquí conocí nada mas llegar a un grupo de españoles, y al día siguiente nos fuimos a hacer una ruta hasta una zona con un manantial de aguas termales. Muy pequeño, y nadie por allí, excepto la gente de las aldeas, que lo aprovechaban para su aseo personal y recreo. Dejamos a los locales en la primera poza y nos fuimos a la siguiente, un poco escondida entre los arboles, donde burbujeaba desde el subsuelo un agua templada a una temperatura ideal, que hizo que el baño se nos hiciera supercorto…
Al día siguiente se fueron todos, y casi de inmediato conocí a una pareja franco-húngara que se unió a la ruta de ese día a una cascada y a la del día siguiente por los poblados cercanos y los campos de cereales. Algo de ejercicio al fin…
En el camino a la cascada paramos en una choza donde una pareja nos invitaron a sentarnos con ellos y tomar té y unas tiras de plátano semiseco que preparaban extendiéndolas al sol. No sé cuanto tiempo porque ni fuimos capaces de comunicarnos ni para que nos dijeran sus nombres… Sí entendimos que el azucar de caña lo preparaban más adelante en el camino, y a la vuelta paramos allí.

Me han gustado estos pueblos y sus gentes, muy amables y generosos, y he comido muy bien; sobretodo lo digo por un pato a la barbacoa que estaba de muerte!

OLYMPUS DIGITAL CAMERAOLYMPUS DIGITAL CAMERAOLYMPUS DIGITAL CAMERAOLYMPUS DIGITAL CAMERAOLYMPUS DIGITAL CAMERAOLYMPUS DIGITAL CAMERAOLYMPUS DIGITAL CAMERAOLYMPUS DIGITAL CAMERAOLYMPUS DIGITAL CAMERAOLYMPUS DIGITAL CAMERAOLYMPUS DIGITAL CAMERAOLYMPUS DIGITAL CAMERAOLYMPUS DIGITAL CAMERAOLYMPUS DIGITAL CAMERAOLYMPUS DIGITAL CAMERAOLYMPUS DIGITAL CAMERAOLYMPUS DIGITAL CAMERAOLYMPUS DIGITAL CAMERAOLYMPUS DIGITAL CAMERAOLYMPUS DIGITAL CAMERAOLYMPUS DIGITAL CAMERA

 

Gokteik y Pyin Oo Lwin

El tren de Hsipaw a Pyin Oo Lwin es una cafetera vieja con ruedas, lenta y tambaleante, con unos traqueteos que parece que va a descarrilar o a desmontarse en cualquier momento. Lo bueno es que va tan lento que te permite disfrutar del paisaje, y hace el viaje entretenido. A su paso por el puente de hierro la vista es espectacular. Luego el resto del trayecto ya se hace un poco pesado, pero bueno, vale la pena.

Pyin Oo Lwin la vi un poco diferente a las demás ciudades. Todavía se veía la influencia del paso británico por la zona, en algunas casas estilo colonial, y sobretodo en unos magníficos jardines botánicos a las afueras de la cuidad, donde pase gran parte del día paseando por allí. Era domingo, y había bastante actividad, con una banda de musica y muchos grupos de jóvenes pasando el día en el césped, comiendo y jugando con la típica pelota de bambú.
Tenían unos cercados con un animal llamado Takin, una especie de buey que habita en el norte de Myanmar, y las zonas colindantes de India y China. Tienen unas pezuñas raras, con par de uñas anchas y planas que parecen diseñadas para terrenos fangosos. La velocidad no parece su punto fuerte… Se movían de forma lenta y pesada, pero como es raro de cerca acojona.
Me gustaron los viveros de bambú, con muchos tipos diferentes, y una torre-mirador, hecha totalmente de bambú, con unas estupendas vistas del parque y los alrededores.

También me llamo la atención en la cuidad los muchos chaletazos y palacetes de la ciudad, algunos todavía en construcción. Luego vi algunos centros militares, y entonces ya me encajó la cosa. Realmente son los que viven bien en el pais…

Lo mas curioso quizás eran las antiguas y bonitas calesas que se podían encontrar por toda la ciudad. Pequeñas y bien decoradas (algunas…) , daban el toque más pintoresco a Pyin Oo Lwin.

OLYMPUS DIGITAL CAMERAOLYMPUS DIGITAL CAMERAOLYMPUS DIGITAL CAMERAOLYMPUS DIGITAL CAMERAOLYMPUS DIGITAL CAMERAOLYMPUS DIGITAL CAMERAOLYMPUS DIGITAL CAMERAOLYMPUS DIGITAL CAMERAOLYMPUS DIGITAL CAMERAOLYMPUS DIGITAL CAMERAOLYMPUS DIGITAL CAMERAOLYMPUS DIGITAL CAMERAOLYMPUS DIGITAL CAMERAOLYMPUS DIGITAL CAMERAOLYMPUS DIGITAL CAMERA

OLYMPUS DIGITAL CAMERAOLYMPUS DIGITAL CAMERAOLYMPUS DIGITAL CAMERAOLYMPUS DIGITAL CAMERAOLYMPUS DIGITAL CAMERAOLYMPUS DIGITAL CAMERAOLYMPUS DIGITAL CAMERAOLYMPUS DIGITAL CAMERAOLYMPUS DIGITAL CAMERAOLYMPUS DIGITAL CAMERAOLYMPUS DIGITAL CAMERAOLYMPUS DIGITAL CAMERAOLYMPUS DIGITAL CAMERAOLYMPUS DIGITAL CAMERAOLYMPUS DIGITAL CAMERAOLYMPUS DIGITAL CAMERAOLYMPUS DIGITAL CAMERA

Bagan-Monte Popa-Mandalay

Estos días he estado con Loui y Jarrid otra vez, los australianos que conocí en Yangon. Se reunieron conmigo en Bagan, y luego se vinieron a Mandalay. Hemos pasado unos días agradables, aun con mal tiempo en ocasiones. El dia que nos despedimos (que es un “hasta luego”, porque me han invitado a su casa en Melbourne y se han ofrecido a enseñarne la ciudad) Loiu se encontraba mal. Habíamos ido al hospital y le habían diagnosticado dengue, pero él no creía que fuera eso, sino simplemente un virus. Hablando del tema con ellos he descubierto que no hay vacuna para el dengue, y que cada vez que lo coges es peor y al final puede ser muy peligroso. Lo contrastaré con los especialistas…
Sobre Bagan, creo que me ha pasado lo que suele pasar cuando te hablan tan bien de un sitio, que tienes unas expectativas muy altas y luego no es tanto como esperas… Aun así, no me decepcionó, y disfruté de unos amaneceres espectaculares, con unas vistas panorámicas de los cientos de pequeños templos difíciles de superar. Y también hay que destacar el paseo en barco, con la visita a un poblado auténtico, sin ningún turista excepto los que íbamos en la barca, y una puesta de sol súper relajante enmedio del río. Pero esto ya lo he contado en detalle en otra entrada…

Desde Bagan fuimos al Monte Popa. Aquí se nos unió Dominika, una polaca que conocimos en el hotel de Yangon. El camino fue interesante; paramos en la carretera a ver como hacían dulces de coco y tamarindo y destilaban alcohol. Después de una hora y pico llegamos al Templo-Monasterio, ubicado en la cima de un peñon. Subimos los 777 escalones y disfrutamos de las vistas.

En Mandalay alquilamos unas motos y nos fuimos a recorrer los alrededores. Fuimos a ver el puente de madera de teka más largo del mundo, y luego seguimos hasta una colina, donde desde el templo que había en la cima se disfruta una vista panorámica de la zona, plagada de templos, y del río que discurre por el valle.
También fuimos a ver a los Moustache Brothers, un grupo de teatro cómico que son famosos porque en su día se metieron con los militares y acabaron en la carcel.
El tiempo y la salud de mis amigos no permitió hacer mucho más…

IMG_20150114_003423IMG_20150114_000738IMG_20150126_232627IMG_20150126_231931IMG_20150124_121723IMG_20150124_120049IMG_20150124_114926IMG_20150124_114246IMG_20150124_113722IMG_20150124_111307IMG_20150123_001448IMG_20150122_003417IMG_20150122_003110 Sigue leyendo

Mi documental

Hoy es uno de esos días en los que te das cuenta de lo que estas viviendo, que es algo único. No sé si es mejor o peor, pero único desde luego. A veces uno se cuestiona que hace por ahí tanto tiempo, y echa de menos muchas cosas, pero las respuestas vienen rápido cuando abres la visión de tu mente. Entonces realmente ves y aprecias lo que tienes delante de tus ojos, como en perspectiva, como distante, hasta lejano… Es como si estuvieras viendo un documental en la tele, solo que tú eres parte de él… Y sí, vale la pena, por ahora…

Bagan I

Hoy a las 5 y pico de la mañana he llegado a Bagan, y me he ido directamente a ver el amanecer desde arriba de uno de los cientos de templos que hay aquí, y desde donde tenía una vista privilegiada de ellos. Ha sido buena elección, porque con lo que me cuesta madrugar… y la experiencia vale la pena, desde luego; igual repito y todo!…
Luego al hotel a descansar un poco, y a mediodía hemos ido un pequeño grupo a una excursión en barca por la zona, donde hemos visto un templo con cuevas en su interior, un poblado auténtico de verdad, sin ningún turista aparte de nosotros 7, y una puesta de sol enmedio del rio en un islote que ha sido la culminación perfecta del viaje…
Llegando al poblado nos han hecho un pequeño juego: teníamos que localizar a la persona de la foto que nos tocara a cada uno y llevarle unas mandarinas, que para ellos era algo especial, ya que no es algo que se puedan permitir. Con la foto era fácil localizarlos, ya que se conocen todos muy bien, por supuesto… A mí me acompañó hasta al casa un niño, al que le di también unas mandarinas antes de empezar a repartir entre la familia. Le entregué la foto a la chica a modo de regalo, y me invitaron a sentarme con ellos a tomar té, plátanos, y unas rebanadas de pan con miel que estaba muy rica. Allí en las casas viven unos 10 o 15 en cada casa, y eso sin contar los perros, vacas, pollos, y demás animales… Como su inglés era tan bueno como mi birmano, la conversación no fue muy fluida que digamos… pero aun por señas algo nos entendimos. Después de un ratito me despedí de ellos y me fui a dar una vuelta por el pueblo, a ver qué veia. La mayoría estaban encantados de que les sacara fotos, y posaban para mí. Te saludaban efusivamente y con una sonrisa entre curiosa y amable; allí yo era el bicho raro… Muy buena experiencia, la verdad.
Luego paramos en un islote que sale a la superficie durante la época en que el rio lleva poco caudal, y allí montamos el chiringuito para ver la puesta de sol, entre plantas de cacahuete y maizales. El guia era un americano muy interesante y amable, muy buena gente, que ni cobraba por su servicio, lo hacía por placer y por ayudar a los chicos propietarios de la barca. Nos contó, a modo de cuento, una historia: En un viaje por los fiordos noruegos alguien le dijo que tenía que viajar, porque tenía tres cualidades y debía aprovecharlas… Le dijo: la gente mayor no tiene mucha salud, la gente adulta no tiene mucho tiempo, tiene muchas’obligaciones, y la gente joven no tiene mucho dinero. Tú tienes las tres, y debes aprovecharlo y viajar! Y esto acompañó la bonita y relajante puesta de sol…
2015-01-12 06.58.28-1IMG_20150122_234740IMG_20150122_233321IMG_20150115_233908IMG_20150115_233335IMG_20150122_235639IMG_20150123_000615IMG_20150124_112703IMG_20150126_230421IMG_20150124_120706IMG_20150126_225743IMG_20150113_232215IMG_20150122_235204IMG_20150122_233815IMG_20150115_230935IMG_20150114_005150IMG_20150114_004830IMG_20150114_004326IMG_20150114_002936IMG_20150114_001559IMG_20150113_233722IMG_20150113_233959IMG_20150113_234752IMG_20150113_235117IMG_20150113_235708IMG_20150113_233233

Myanmar II

Anoche, por hacerle un favor al chico del hotel que había hecho un desastre con las reservas, me tocó cambiarme y compartir habitación con dos Australianos. Acababan de llegar de Vietnam sin ningún plan y les estuve aconsejando en lo que pude. También les comenté lo de mi encuentro con Niko o Tiko, ya dudo del nombre… y la idea de visita el orfanato, y decidieron unirse a mí hoy. Primero fuimos a por los libros y cuadernos, y luego en taxi a donde supuéstamente estaba el monasterio con los huérfanos… El taxi paró en el Templo del Buda Reclinado, así que aprovechamos para verlo. Enorme, de 65 metros de largo, lo más curioso eran los pies, con inscripciones en las plantas y las uñas pintadas de rosa…
Preguntamos a unos y a otros; sí, por allá, no, por allá… y al final allí no encontramos nada… Un monje que nos vió perdidos nos explicó donde estaban los huérfanos, que era bastante lejos, y negoció con el taxista el precio. Y allí que llegamos, pero tampoco era!… Menos mal que esta vez estábamos cerca y nos acompañaron hasta la puerta…
Nos recibieron con una alfombra y nos invitaron a sentarnos y tomar té y helado de fresa, que como dimos buena cuenta de él nos sacaron otra ración…
Llamaron a los niños y se sentaron delante de nosotros, y le explicamos al monje responsable del centro lo que habíamos comprado. Se mostró agradecido, y le gustó sobretodo unos libritos tipo tebeo con el texto en birmano y repetido en inglés, que era lo que más les encajaba a los niños por edad. Les repartió un cuaderno a cada uno y los libros fueron a la biblioteca para uso común. Y sin más, nos despedimos de los monjes, y taxi de vuelta al centro, que casi nos costó más el transporte que los libros… Y en esto se nos fue prácticamente todo el día. Comimos algo en un restaurante con vistas a un lago, y a coger el bus a Bagán. 9 o 10 horas de nada…
IMG_20150130_130021IMG_20150130_125740IMG_20150130_125156IMG_20150130_123822IMG_20150126_232407IMG_20150126_231931

Myanmar I

IMG_20150110_124419IMG_20150110_124600IMG_20150110_221017
IMG_20150202_231625IMG_20150130_135433IMG_20150202_233052IMG_20150202_233519IMG_20150202_222717IMG_20150202_222213IMG_20150202_221740IMG_20150202_220259IMG_20150202_215503IMG_20150202_214359IMG_20150130_135433IMG_20150130_135243IMG_20150130_134933IMG_20150130_134058IMG_20150130_133453IMG_20150130_132505IMG_20150130_132117IMG_20150130_131656IMG_20150130_131237IMG_20150130_130710IMG_20150130_130252
Ya no sé ni dónde me quedé en el relato de mi aventura… He puesto fotos del sur de Thailandia, pero no he contado nada! Otro día…

Hoy os voy a contar un poco estos primeros días en Yangon, capital de Myanmar, antigua Birmania.

La verdad es que sí, que la gente es más simpática que en Thailandia y esta menos viciada por el turismo y el consumismo. La gente te mira y te sonrie, en parte porque hay muy pocos turistas y eres una atracción para ellos. Te preguntan de donde eres, como te llamas… y te ayudan si lo necesitas.

El primer día que llegué me fui a callejear por la ciudad y ver su latido, el de su gente, ver cómo viven… Enfilé mis pasos hacia el mercado nocturno de Chinatown, donde se concentraba más si cabe esa vida de Yangón, y donde se mezclan las tiendas en los bajos con los modestos puestecitos enmedio de las aceras, invadiendo los carriles de los coches y autobuses y mezclándose con el tráfico. La verdad es que todo es bastante modesto: la comida muy básica y poco atractiva, la limitada variedad de frutas y verduras, los edificios, los vehículos… Aun así es un placer pasear y tomar algo en la calle, como uno más de ellos.

De vuelta al hotel, en una de esas veces que te dicen: Bienvenido a Myanmar! De dónde eres? Cómo te llamas? Cuanto tiempo vas a estar?, etc., me invitaron a sentarme con ellos y tomar algo. Al principio me resistí un poco, pero dije: porqué no? Y me senté con ellos. Como decía, aquí la gente es muy amable y te ayudan sin esperar nada a cambio. Mr. Toe y su amigo Nay Myo Win, que eran guías turísticos, me estuvieron dando consejos sobre qué ciudades ver, cómo viajar, de dónde a dónde, información de hoteles, contactos, etc. Y me dieron a probar los puritos locales, aunque aquí lo que más he visto que toman es una especie de rollito de primavera pequeño, que es una hoja de nosequé planta, pintada con una pasta blanca que parece yeso caldoso, espolvoreada con una especie de especia, y con uno o dos de algo que parecen trozos de castaña o fruto similar, metido dentro antes de enrollar la hoja. Se lo meten en la boca y lo mascan, tipo los que mascan hojas de coca, y les deja los dientes entre rojos y negros. Eso los que no se les han caido…

Ayer visité un templo budista espectacular. La Pagoda Shwedagon. Era enorme! Y muy bonita. En la entrada te daban un plano con el nombre de los diferentes edificios y templos del recinto y poder orientarte bien entre tanto que había que ver. Aunque la cúpula principal estaba en restauración, el resto de por sí era interesante de sobra. Lástima que estaba nublado y las fotos no harán justicia…

No se podía entrar calzado, ni con calcetines, ni con pantalón corto. Yo lo llevaba corto, así que me tuve que poner una falda, que es lo que visten el 90% de los hombres aquí…

Seguí con el pateo bordeando un parque con un lago enmedio y restaurantes en la orilla. Creo que hoy volveré allí a cenar y tomar algo, tenía buena pinta y buen ambiente. Por el camino disfruté de los contrastes a cada paso: pequeños templos, edificios abandonados, comercios curiosos, la comida callejera, la preparación de los “rollitos de mascar”, las sonrisas, y sobretodo, cuando me invitaron a ver el juego local de pelota. O a jugar, no estoy seguro, pero pensé que mejor me quedo viendo.. Aquí es tradicional, al acabar la jornada laboral, jugar con una pelota hecha de bambú. Todo el mundo, jóvenes y mayores. Se ponen en círculo, y a pasársela sin que caiga al suelo, pero haciendo unas virguerías que no veas; que control tienen los tios! A ver si puedo poner el video, que aquí internet no va muy bien…

Hoy me ha parado en la calle Tiko, un chiquillo que me quería vender unos dibujos hechos por él, y cuando le he dicho que no, ha seguido caminando conmigo y me ha invitado a visitar su templo/monasterio/orfanato, su casa en suma, donde fue acogido por los monjes al quedarse huérfano por la muerte de sus padres en el tsunami de hace unos años. Ahora él es el mayor, y cuida de los mas pequeños, les cocina, les enseña… Parece que es como un hermano mayor de los demas. Hablaba con pasión de su templo. Teniais que haber visto que alegría desprendía! Me contaba que necesitan material escolar, libros en inglés para estudiar él y seguir aprendiendo… Al final le he comprado unas postales (que enviaré a las que me las pidieron y que no pude enviar desde Jordania una vez que las tenía escritas y todo porque me las robaron con lo demás…) y le he dicho que igual iba a visitarlos mañana, cosa que espero hacer con unos cuadernos y unos libros de gramática inglesa para él. Está un poco lejos del centro, pero ya he estado mirando el material en las librerías y creo que me dará tiempo. Espero, que mañana me voy a Bagan…

Camino del norte

Hola amigos!
Aquí sigo por Tailandia, de camino hacia el norte. Voy conociendo gente de diferentes paises: Alemania, Francia, Polonia, USA, Canada, Australia, Japón, Korea… y locales, claro.
He estado de “relax” en Bangkok bastante tiempo; me costaba arrancar y salir a ver cosas. Bueno, por la noche no me costaba mucho, hay marcha todos los días!… Bangkok me gusta. Es una gran ciudad con mucha actividad, y tiene zonas como la del rio que son muy bonitas. Y aun no he visto casi nada!… La gente bien, pero como dice un canadiense medio pirado que conocí en la embajada de Mianmar, este ya no es el país de las sonrisas… Por lo menos Bangkok, aunque si que es cierto que en Ayuthaya la gente sonrie bastante más; supongo que en la capital la gente va más estresada…
Al final me he puesto en marcha sin un plan cerrado pero mas o menos claro; lo iré modificando según consejos recibidos y tiempo disponible. Lo que esta claro es que el fin de año lo paso en las playas de Phuket; Nochevieja en clanclas y bermudas!
Ayer estuve en lo que fue la capital del país en tiempos lejanos; Ayuthaya. Llegué por la mañana en una furgoneta acondicionada para pasajeros. Aquí se utiliza bastante este transporte como alternativa rápida del bus. Me fui al hotel a descargar trastos y alquile una bicicleta para recorrer la cuidad y los templos. Lo recomiendo. De esta forma vas a tu marcha, sin prisas, y barato, 1€…
Hoy Phitsanulok, donde he llegado en tren, que ha llegado una hora tarde a la estación… Tiene un templo bonito, pero vamos, ciudad de paso hacia Chiang Mai, a donde me dirijo mañana.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

IMG_20141217_164725

IMG_20141216_161524

Cumpleaños del rey de Thailandia

Ayer estuve en el cumpleaños del rey, día de fiesta nacional. La ciudad estaba engalanada, y TODO el mundo iba con camiseta amarilla en su honor, ya que aquí es muy querido. La celebración principal transcurrió en un parque donde había montado un escenario y hablaban las autoridades locales. Todos tenían su vela encendida, y cuando pusieron el himno nacional fue un espectaculo oir a la multitud cantarlo a coro; los pelos de punta!… Sonaba muy pacífico y armonioso, y creo que es fiel reflejo del caracter de la gente de aquí. Fue una fiesta muy sencilla, con unos stands de feria alrededor del recinto, el típico dragón chino dando vueltas, y unos fuegos artificiales muy discretos (desde el punto de vista valenciano, claro…), pero a la gente se la veia ilusionada y lo disfrutó todo como si fueran niños pequeños. A mí me gustó mucho el mezclarme con ellos y participar del evento, aunque no canté nada, claro…

IMG_20141206_080034IMG_20141206_083817IMG_20141206_082427IMG_20141206_081656IMG_20141206_074244

Muerto en el Mar Muerto…

El día empezó muy bien. Nos fuimos para el Mar Muerto una chilena, tres chinos y yo a una zona desierta que había visto yo de paso en mi ruta a Petra. El sitio era especial, superior, muy tranquilo, y teníamos hasta barro para embadurnarnos todo el cuerpo, cosa que hicimos. Después de un par de horas disfrutando de la experiencia llagaba la hora de irse; era mediodía y hacía bastante calor, así que me volví al coche a acabar de limpiarme con una garrafa de agua que había reservado para ello. La sorpresa fue que al llegar al coche habían roto una ventana… Y se lo habían llevado todo. TODO. Así que podeis imaginar la cara que se me quedó; no me lo podía creer… No hace falta que me lo digais, ya me lo digo yo todo… Llamé a los otros para que volvieran rápido y nos fuimos al puesto de policía, que por suerte estaba a 1 Km de allí. Llamaron a la policía científica y analizaron todo, tomaron huellas del coche y de todos nosotros, y como encontraron sangre nos llevaron a la central que estaba bastante lejos para acabar el papeleo y al hospital a sacarnos sangre para cotejarla con la encontrada. La verdad es que la policía se portó muy bien con nosotros, empezando por el jefazo de la zona, y nos ofrecieron té, zumos, comida… Decían que sentían mucho lo sucedido y que no era nada normal, que era el primer caso en la zona… La cuestion es que después de 6 o 7 horas emprendimos el camino de vuelta a Amman, que estaba a dos horas. Menos mal que no hacía frio…
Dejé a los demás en sus respectivos hoteles y me dirigí a la casa de Mo, quien me iba a acoger un par de noches en su casa, y que ya estaba al tanto de lo sucedido. Sin movil ni mapas ni nada de nada, intenté memorizar el camino, pero se estaba haciendo tarde, y aunque no estaba muy desencaminado, paré en un puesto de policía para pedir ayuda y que llamaran a Mo para decirle que estaba de camino y pedirles que me acompañaran hasta su casa o un punto de encuentro cercano. Aquí otra vez lo mismo, la policia muy amable, y flipando con lo sucedido, que no era normal para nada, y sintiéndolo mucho por lo sucedido, que no me llevara una mala opinión del país… Llamaron a Mo y vino él a la comisaría, donde esperé hablando con el jefe, y cuando llegó nos invitaron a cenar allí mismo con ellos. Fué muy agradable, y sobretodo vi que aunque eran musulmanes, no eran para nada radicales y eran muy comprensivos y tolerantes. Todos estábamos de acuerdo en que se puede convivir en armonía, como pasaba en España siglos ha, y que las religiones han provocado muchas guerras en nombre de cada uno de los respectivos dioses, aunque en origen se crearan con buenas intenciones… Después nos fuimos ya para casa de Mo, donde lavé lo que llevaba puesto y Mo muy amablemente me dejó ropa de su hermano para pasar la noche. Menos mal que fui a caer con un buen tipo, sin su ayuda todo hubiera sido más complicado…
Al día siguiente fuimos a la embajada a ver si me hacían un pasaporte para poder seguir el viaje, pero sin ningún tipo de documentación que acreditara que yo era yo, nada de nada… Lo único que podían hacer es un salvoconducto para volver a España en un vuelo directo, y eso una vez autorizado por la policía en Madrid, así que ahora a esperar el salvoconducto para volver, arreglar papeles y reemprender el viaje… Ayer me compré algo de ropa con el dinero que me envió mi amigo Hector desde España, ya que lo único que tenía era unas zapatillas, unos calcetines, un pantalón de deporte y una camiseta… Hoy devolución del coche, con pago de la luna incluido (100 euros), ya que el seguro básico no lo cubría… Luego hemos ido a ver la ciudadela histórica de Amman, y más tarde a hacer gestiones para la exposión de collages digitales (Mo es artista Pop, por calificarlo de alguna manera) que tiene el mes que viene. Hemos ido también a casa de un artista más clásico, con obras muy interesantes que he podido ver mientras me tomaba un té con cardamamo muy bueno al que nos ha invitado. Luego a un centro comercial donde estaba su amigo haciendo caricaturas en el stand de Samsung donde estaban promocionando el nuevo Note 4, y me ha hecho una caricatura y me la han regalado estampada en dos camisetas. Ya tengo ropa de recambio… La verdad es que todo el mundo se está portando fantásticamente conmigo y me están ayudando en lo que pueden: el de las fotocopias no me cobra, los del coche correrán con algunos gastos de la reparación, las camisetas gratis, el del hotel anterior que se enteró de lo sucedido me dijo que podía quedarme allí, etc., y Mo, que me acoge encantado en su casa el tiempo que haga falta. El sábado tenemos comida con sus amigos, y uno dice que cocina paella! Como decía mi amigo el optimista, me temo lo peor…
En fin, que es lo que hay, pero estoy bien, no os preocupeis. Ahora paciencia y ver la parte positiva: aprovecharé para conocer mejor a Mo y a los jordanos y hacer amigos…
Ya pondré algo más en unos días, OK?

OLYMPUS DIGITAL CAMERAOLYMPUS DIGITAL CAMERAOLYMPUS DIGITAL CAMERAOLYMPUS DIGITAL CAMERAOLYMPUS DIGITAL CAMERAOLYMPUS DIGITAL CAMERA

Jerash

Hoy visita a Jerash con un japonés con el que comparto habitación en el hotel de Amman. En esta ciudad se hayan unas ruinas bastante bien conservadas de la antigua ciudad romana, que son realmente dignas de ver. Durante la visita se unió a nosotros una chica de Castellón, que se volvió a Amman con nosotros en el coche, y también se vino un chico del pueblo que hacía de “guía” del sitio, y que quería invitarnos a sisha y té en Amman y departir con nosotros, sobretodo con la de Castellón… Así que todos para Amman! Fuimos primero a cenar, ya que ninguno de nosotros había comido, y allí se unió a nosotros una japonesa que estaba sola en la mesa de al lado y la invitamos a la mesa. Luego llegó la chilena del otro día en el castillo de Ajlun con su chófer particular; menuda mezcla en la mesa!! Después fuimos al lugar que conocía el chico de Jerash, en una callejuela del centro.
Mañana al Mar Muerto con tres chinos y la señora chilena, a la aventura, y si da tiempo, a bautizarnos…

Wadi Rum

“Existen dos clases de hombres: aquellos que duermen y sueñan de noche y aquellos que sueñan despiertos y de día… esos son peligrosos, porque no cederán hasta ver sus sueños convertidos en realidad”

Thomas Edward Lawrence, más conocido como Lawrence de Arabia.

A las cinco de la tarde aproximadamente llegué a Wadi Rum, un desierto donde se rodó (y vivió, según los beduinos) Lawrence de Arabia. Dejé el coche en el pueblo y me llevaron en todoterreno al campamento beduino donde iba a pasar la noche. Por el camino disfruté de una puesta de sol espectacular. Luego al rato de llegar, a las 19:30 más o menos, cenamos en la carpa común, un lugar muy acogedor y tranquilo donde entablé amistad con una pareja canadiense tomando unos tés al calor de la chimenea; porque por la noche en el desierto realmente hacía frio. La cena consistió en una serie de ensaladas, humus, una sopa de lentejas muy buena, y el plato principal, que era pollo, patatas y cebolla, todo ello cocinado a la brasa enterrado en el suelo: Delicioso!! Regado con té beduino, claro…
Había luna llena y se veía perfectamente sin luz artificial, permitiéndonos disfrutar del entorno en un silencio absoluto. No sé si por su fama había mucho de autosugestión en ello, pero la verdad, el lugar, de noche, tenía un encanto especial e hipnotizante.
Al día siguiente, a las 7:00 el desayuno, y luego hacía el pueblo de entrada al desierto donde había dejado el coche y de donde partía la ruta en 4×4. En este punto tuve un problema con la reserva que había hecho a través del hotel, ya que ese día no había salida porq
Rue no había gente, y me querían hacer pagar el doble por hacer la ruta yo solo. Al final hablé con el hotel, y éste con la empresa del 4×4, se arreglaron entre ellos, y pude hacer la ruta yo solo. Parece ser que el hotel corrió con los gastos y perdió bastante, ya que a mí me costó en total, con la entrada, alojamiento, comidas y ruta 4×4, 50 JD, unos 55 €, que es lo que me pedían de extra por hacer la ruta yo solo…
La ruta por este desierto fue muy chula, ya que aunque es desierto, tiene montañas que forman un paisaje digno de ver. El día era frio y con viento, y de cuando en cuando se levantaba una polvareda que me forzaba a cobijarme al amparo del todoterreno. Me gustó, fue una experiencia! En una de las paradas, la del cañón con jeroglifos de distintas épocas, aparte del té beduino, probé el café beduino, que es un café claro con cardamomo; estaba bueno! También paramos en la casa en ruinas de Lawrence de Arabia; pues eso, ruinas… Otro punto curioso fue la pared de roca grabada con los mensajes que se enviaban unas caravanas a otras, ya que era sitio de paso de las mismas que iban y venían de Petra. Y la subida a un puente de piedra, escalando por la roca, también fue un punto…
OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Petra

OLYMPUS DIGITAL CAMERA
La visita a Petra ha sido muy interesante y cansada, ya que tomé una ruta alternativa a la que hace todo el mundo (que también la hice) y creo que caminé más o menos unos 12 Km, arriba y debajo de la montaña. No ha sido una ruta de senderismo pero casi, y me ha venido bien hacer algo de ejercicio, que me estoy atrofiando…
Lo interesante empieza en el cañón de entrada, que termina en el Tesoro, la imagen más famosa de Petra. Espectacular… Luego, a la salida de otro pequeño cañón, se abre un espacio donde se ve el anfiteatro al fondo. Ahí tomé una subida bastante pronunciada a la izquierda, que me llevaba a la cima de la montaña, y donde esperaba tener unas vistas chulas. Lo mejor fue que a mitad de camino me paró una vendedora y me invitó a tomar un té con ella. Como por esta ruta no iba ni Dios creo que tenía ganas de conversación por lo menos. La verdad es que se respiraba una paz en aquel sitio! Era acogedor. Empezamos a hablar y estuve bastante rato allí, y me invitó a un segundo té… Su nombre era Sabah, o algo así, no sé cómo se escribe, y tenía 19 hermanos!! De dos madres, eso sí… Pasé un rato muy agradable. Quise pagar los tés, pero se negó. Que si quería comprar algo vale, pero si no nada. Me despedí de ella, y seguí la ruta que me había indicado. En principio iba a subir y bajar por el mismo sitio, pero me dijo que más adelante había cosas bonitas y que era una ruta circular que terminaba en la ruta principal. Efectivamente, mereció la pena; vi unos paisajes y unas construcciones que hubiera sido una pena perdérselo!! Otro de los mejores momentos del día fue al llegar a una ladera justo después de un monumentos a los soldados romanos, donde parecía que habían unos niños jugando y gritando, a juzgar por el ruido, pero resulta que era uno solo! Me llamó y me invitó a ver su casa. Eran pastores de cabras. Entré en la casa del chaval, que me dio pena porque estaba cojo, y me invitó a hacer fotos, pero a él no quiso que le hiciera… Le di una chocolatina y se quedó más contento que unas pascuas!! Luego me indicó el camino y seguí la marcha. Más tarde, aun me compliqué la vida un poco más: tomé un camino para rodear una montaña y ver un poco más de las fascinantes formaciones rocosas de zona. Qué contrastes! Qué colores! Acabé en un punto donde me tuve que tirar hacia abajo por un pequeño barranco si no quería volver sobre mis pasos. Acojonaba un poco porque si me llego a quedar tirado allí no me encuentra ni Dios. Y anocheciendo… Al final el haber hecho algunos barrancos me sirvió para salir de allí sin problema.
Al día siguiente volví para subir al monasterio, que no diría yo que tiene menos mérito que la fachada del Tesoro… Hice todo el camino con un americano de orígenes jordanos, que viajaba por primera vez a esta tierra. En una de las paradas que hubo que hacer en la subida (no estaba muy en forma…) nos tomamos otro té con otra señora con puestecito de venta, y ahí me enteré que había venido a buscar esposa. Se avergonzaba de ello, pero le dije que no tenía por qué; en realidad es como un Meetic antiguo, ya que le van a presentar a unas chicas a través de un tio suyo, y si se gustan, adelante. Suerte Robert! Y resulta que el tío es ingeniero electrónico como yo! A la vuelta se paró porque tenía rampas y yo aceleré el pasó, ya que tenía que llegar a Wadi Rum a las 17:00 y estaba a dos horas. Por el camino me paró la policía en un control y me pidió que llevara a unos que estaban haciendo autostop, entre ellos un policía! Parece que es una forma bastante normal de viajar entre ellos. Así que nada, cargué con los cuatro y los descargué poco antes de llegar. Por supuesto, no hablaban otra cosa que arabi…

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

OLYMPUS DIGITAL CAMERA
OLYMPUS DIGITAL CAMERA

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Mar Muerto

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Hoy ha sido un día muy largo, prácticamente todo el día conduciendo, en parte porque he disfrutado mucho del paisaje y he parado a hacer muchas fotos. En vez de ir directo a Petra he tomado un desvío al monte Nebo, donde murió Moisés, lugar con mosaicos antiguos interesantes y una buena vista, pero no hoy… Luego he seguido desviándome hasta el Mar Muerto, y lo he recorrido de norte a sur. El paisaje era muy chulo, y he estado viendo las opciones para el futuro baño. En el norte había más oleaje y no me parecía buen sitio. Por el centro-norte están los resorts, y un poco más abajo la zona de baño de los lugareños. La zona que más me gusta está al sur, pero no hay ninguna infraestructura y si me baño ahí será una aventura, y a ver cómo me quito la sal… Tampoco sé si hay barro ahí, así que ya veremos si será ahí o en la zona local… Las zonas donde se acumula la sal en la costa son curiosas; a ver si salen bien las fotos…
Como decía el camino ha sido largo, pero con unos paisajes de foto. He parado bastante ya que a cada curva había un color, un contraste, una formación rocosa diferente. Como no había nada de tráfico no ha sido ningún problema. Lo más curioso ha sido cuando en una zona apartada pero con unas vistas del valle y del lago muy buenas, se han puesto a ladrarme y rodearme unos 25 o 30 perros, y no exagero!… Con el coche parado no se arrimaban, pero lo he puesto en movimiento y se han vuelto locos! No sé qué hace tanto perro en ese sitio, un misterio…
Luego he subido a Omar, uno de los había haciendo autostop. El ha sido el único que me ha hecho señales, y como no le he visto mala pinta he parado. La conversación, entre su inglés y mi árabe, ya la podéis imaginar…
Mañana y pasado Petra, y al otro Wadi Rum. Ya os cuento…
OLYMPUS DIGITAL CAMERA

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Jordania II (refugiados)

Pues al final he salido a cenar con una pareja amigos de mi “host” (ya no me sale en español…), y ha sido muy interesante. El es portugués, y ella medio italiana medio marroquí, y también trabajan para la organización de refugiados de la ONU. El ha empezado hace poco, pero ellas llevan mucho tiempo (una 13 años). La italo-marroquí me ha contado que cada día se va al campo de refugiados donde trabaja que está a dos horas (!!) de Amman, y hace su jornada laboral “normal” con los refugiados, y luego vuelve a casa (otras dos horas) y sigue trabajando porque allí nunca le da tiempo a terminar y tiene que hacerlo para dejarlo todo preparado para poder seguir trabajando al día siguiente… Lo bueno es que ama su trabajo y para ella no es un sacrificio. De casa al trabajo, del trabajo a casa a seguir trabajando, y está encantada! Mi amiga iraní lleva creo que 13 años ya viendo todos los días refugiados, y también le encanta y quiere seguir en la vanguardia, en contacto directo con ellos, y eso que como casi todos en este trabajo ha necesitado ayuda para superar la sensación de impotencia que genera no poder ayudar como quisiera a todos los que acuden por falta de medios, y escuchar sus dramas personales, que estos si que son dramas de verdad, y no los que tenemos nosotros… Y soñar con ellos y tener pesadillas, y al final aprender a tener cierto desapego para no caer en una depresión… Al final, dice, o aprendes a llevarlo y sigues ayudando y aportando tu granito de arena, o lo tienes que dejar.

Jordania

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Ayer llegué a Jordania. Un día de trámite hasta la noche: en el aeropuerto estuve 4 horas intentado arreglar una cagada de Expedia, que me hizo una reserva de un coche por 158€ una semana, y el coche valía 1.070€ más!! Así que después de pelear bastante en la oficina de la compañía, y a pesar de que en Expedia me decían que pagara la diferencia yo y luego me lo abonaban, no lo hice, porque no estaba nada claro el tema, y anularon la reserva al no recibir un mail desde España aceptando el error, así que me fui a otra compañía pagando un poco más de lo previsto, pero bueno, para cuatro que tenemos pasta… Jajaja! En total me ha costado 200€ los 9 días.
Por la tarde llegué a casa de la chica que me acoge unos días en su casa, una iraní que trabaja para las Naciones Unidas, y nos fuimos a cenar a un restaurante armenio. Cenamos cordero, muy bueno. Me ha recomendado Irán, dice que no tiene nada que ver con la imagen que nos han vendido, y yo la creo… También me ha recomendado otros países como Georgia y Armenia.
La impresión al llegar a Amman ha sido como la de volver al primer mundo. Hasta es un poco más caro que España, o mejor dicho, que Valencia, diría yo. Y digo Amman, porque el resto del país ya no es lo mismo; no es tan sucio ni pobre como Egipto, pero no es como Amman, donde por cierto creo que vive la mitad de la población del país.

Hoy he empezado por visitar Jerash, pero había muy mal tiempo y nada más entrar a la zona histórica a caído un chaparrón tremendo, así que he pedido que me devolvieran el dinero de la entrada (12JD, unos 13€). No querían, y me decían que no era posible, pero he insistido y lo he conseguido… Luego me he ido a intentar aprovechar el día, a un castillo cercano, en Ajloun (entrada 1€) donde al terminar la visita ha caído otro chaparrón…
Allí he conocido a una señora chilena que se ha convertido al Islam! Resulta que en su casa tenían cuatro religiones: Budista por su abuelo paterno, que era japonés y no sé como acabó en Chile… Luego creo que católica, evangelista y no recuerdo la otra; la cuestión es que no le cuadraba ninguna y dice que en esta ha encontrado lo que buscaba… Le he preguntado qué nera lo que no le gustaba del budismo, ya que si algo soy es budista, y me ha dicho que no llegó a entenderlo. Me cuadra; si no lees acerca de él es difícil de entender lo que hay detrás de cada una de las pocas directrices que tiene, y algunas cosas son difíciles de asimilar, como la del desapego de todo a la vez que se ama todo. De esto ya pondré más cosas en otras entradas…
Igual se viene mañana hacia el sur del país, camino de Petra y Wadi Rum, y compartimos gastos.

Luego he decidido ir a rebautizarme en el rio Jordan, en el lugar donde se supone lo hizo Jesus, pero he llegado ya tarde y estaba cerrado; cachis!! En el camino me he sentido inspirado por la carga histórica de la zona, y me imaginaba a Jesús por allí…
Pero bueno, hoy me ha venido bien tener un coche de alquiler para ver la Jordania profunda, bastante diferente de Amman…

Y ahora a ver como acabo el día. Si no salgo intentaré planear el resto de los días.

PD: Esta entrada se la dedico a una amiga que está luchando por su salud y me ha dicho que leerme la anima, lo cual me ha hecho mucha ilusión. Besosssssss

PD2: Y a mi sobrina, que hoy es su cumple! Besotessssss

Aswan y Abu Simbel

OLYMPUS DIGITAL CAMERA
Ayer a mediodía llegué a Aswan (Asuán) desde Luxor en el tren. Lo del tren es un cachondeo… En teoría el último tren decente salía hacia Aswan a las 10:00, pero llegó a las 11:40 y salió a las 11:45… Menos mal que he venido con tiempo! Pensé yo… Y también pensé que mi amigo Prince el sudafricano no iba a llegar a tiempo, pero al rato de llegar al hotel me lo veo aparecer!! O sea, que había más trenes decentes luego, no solo los lentos de 5 horas en vez de 3…
Nos fuimos a comer kushari (1€) y luego dimos un paseo por el Nilo en feluca otra vez, ya que el del día anterior nos gustó y es muy barato (4€ por 2,5/3 horas aprox.) Rodeamos una isla y vimos la puesta de sol desde el barco. Luego nos fuimos al mercado del pueblo, lleno de tiendas de ropa y especias, muy colorido. Como muestres el mínimo interés te persiguen por la calle!…
Luego pronto a dormir, que había que levantarse a las 2:45 para ir a Abu Simbel!!

El convoy escoltado por la policía a Abu Simbel salía a las 4 de la madrugada, así que vimos amanecer en el desierto, porque hasta allí no hay otra cosa… La vuelta también fue curiosa: vimos varios espejismos enormes. Hicimos fotos: a ver qué sale…
Son 3 horas de viaje, pero vale la pena, es impresionante! Luego un descanso en el mismo sitio para comer algo y observar las vistas del lago Nasser, creado por la presa, el mayor lago artificial del mundo.
Hoy he conocido a una mejicana que vive en Marbella, un brasileño de Sao Paulo (cosa que me viene muy bien porque pasaré por allí), y un koreano que hablaba español. En el minibús el español ha sido la lengua oficial hoy…
Ya de vuelta nos hemos ido a comer cordero con la mejicana a un sitio pequeñito que conocía ella y quería repetir. Muy bueno y barato, como todo aquí (4€)
Mañana vuelvo a El Cairo hasta el domingo que me voy a Jordania 9 días. De momento voy a dormir en casa de una chica de Couchsurfing, una web de intercambio de alojamiento gratuito que conozco y pertenezco desde hace 5 años aprox. Entre por ofrecer alojamiento gratis a los visitantes de Valencia, porque pensé que era algo que me hubiese gustado que existiera en mi juventud y el hacer algo altruistamente siempre reconforta, pero la verdad no pensé que fuera a utilizarlo yo… De momento la experiencia previa ha sido muy buena con Rasha en Alejandría. Rasha es siria, y aparte de acogerme hemos hablado de la situación que vive su país y la que ha tenido que vivir (y sigue sufriendo) ella, perdiéndolo todo de la noche a la mañana. Es triste que alguien te diga que ya no siente que Siria es su país… Aun así tiene buen ánimo y ganas de labrarse un futuro donde sea

Luxor (II)

OLYMPUS DIGITAL CAMERA
Hoy he ido a la ribera oeste de Luxor. En esta zona tan turística ya hemos visto algunos asiáticos y rusos, pero donde antes iban 10.000 personas hoy van 500 o 600 por decir algo, no sé, yo no he visto más de 100…

El templo de Medinat Habu de Ramses III está bien, y tiene algunos relieves muy curiosos: Este faraón era muy guerrero y hay muchas representaciones de amputaciones de manos, pies, y … penes!! Pobres enemigos nubios y turcos…

El Valle de los Reyes ha sido lo más destacado del recorrido de esta mañana por la ribera oeste. Las tumbas de Ramsés II y III están muy bien conservadas en cuanto y tenían las mejores pinturas y jeroglíficos que he visto hasta ahora. Una pena que no dejaran hacer fotos. Según nos ha contado el guía, es por culpa de los rusos que pasaban de todo y hacían fotos con flash aunque estuviera prohibido, así que no dejaban entrar cámaras… También he visitado la tumba de Tutankamon, que ahora acoge la momia, el sarcófago de granito, y el de madera bañada en oro. Era la última oportunidad de verla, ya que según el guía en dos días la cierran para siempre…

El Templo de Hatshepsut está en restauración y había poco que ver; lo mejor el emplazamiento y la panorámica

El coste total de la visita con guía y las entradas ha sido 35€. Solo las entradas han sido 30€, ya que la de Tutankamon se pagaban 10€ aparte

Luego, por la tarde, paseo en feluca por el Nilo hasta una isla y vuelta a la puesta de sol. Muy agradable, ya que íbamos a vela (no lleva motor) y sin ningún tipo de ruido alrededor; muy relajante.  Y en el embarcadero decenas de cruceros enormes pudriéndose; absolutamente ninguno operativo. Este paseo nos ha costado (a un irlandés, un sudafricano, un estadounidense y a mí) menos de 5€ por barba, incluyendo la visita a la isla, que era como 1€ aprox.

Y mañana a Aswan para ver Abu Sinbel

Templos de Abydos y Hathor (Dandarah)

Abydos
Ayer al final me fui con el australiano y una pareja de USA a los templos de Abydos y Hathor, este último cerca de Dandarah. Están a unas 3 horas en coche de Luxor. Del coche salimos a 12€ por cabeza, más unos 9€ de las dos entradas a los templos. No estaba seguro si valía la pena ir tan lejos a ver dos templos, pero la verdad es que sí; hice fotos hasta que se me acabó la batería!! El problema va a ser hacer la selección de fotos… Aparte de las tumbas que he visto hoy en el Valle de los Reyes en Luxor, es lo que mejor conservado está. Como siempre, si en lo más turístico no hay casi nadie, aquí aun menos: en el primer templo vimos a 4 o 5 personas, y en el segundo a dos… La verdad es que da pena la gente que está allí vendiendo; bueno, mejor dicho, intentando vender… Desde 2010-2011 la gente no viaja casi a Egipto y donde antes había colas kilométricas ahora se entra directamente y  somos tan pocos turistas que ni te molestan para hacerte fotos.

Los americanos me superan: están dando la vuelta al mundo también, pero en dos años!… Yo ya estoy viendo que me voy a dejar muchos sitios y tendré que hacer otra vuelta… Sin ir más lejos, India me la salto: me pusieron muchas pegas para obtener el visado aquí en el consulado hindú y he decidido ir directamente a Thailandia, ya que desde allí puedo pasar a Myanmar sin problemas y desde la India tampoco se podía por tierra, así que ya iré en la segunda vuelta…

Luxor

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Hoy llegada a Luxor en tren-cama desde Alejandría.
Tren-cama por llamarlo de alguna forma, porque vamos… Era un vagón con asientos normales pero muy reclinables y espacio a lo largo, pero lo menos 70 u 80 personas en cada uno, y no paraban de pasar vendedores de comida y bebida a grito pelao. Luego de madrugada más tranquilo, pero después de cada estación empezaba el carrusel otra vez, y para 10 o 12 veces… Pero bueno, por 6 euros, 14 horas de tren… jajaja! Aun así he dormido algo, y hemos compartido la comida una familia y yo; gente amable. Iba todo el mundo cargado hasta los topes de bultos, y no cabía todo en los altillos. Y de gente, aun más lleno! Algunos iban sin asiento.
Unos hasta me han pedido hacerse una foto conmigo; supongo que yo era más una rareza para ellos que ellos para mí, ya que iba en segunda clase y era el único extranjero en el vagón. Y probablemente en el tren…
He ido a ver si podía cambiar el billete de vuelta y retrasarlo un par de días, pero estaba ya lleno! Así que nada, seguiré el plan previsto.

Esta tarde he estado en Karnak, un complejo de templos grandísimo. La entrada, la estándar en Egipto, 80 libras, que son no llega a 9 euros. He cogido un guía para mí solo, y me lo ha explicado todo muy bien, mucho mejor que los otros que he visto, y me ha llevado a zonas donde no han accedido ninguno de los otros pocos turistas. Se notaba que conocía el sitio muy bien (mas de 20 años de guía) y lo que más me ha gustado ha sido su secreto: Rascando en distintas piedras del complejo sacaba tintes de muchos colores, tintes que eran los que se utilizaban antiguamente para decorar los templos y maquillarse. Ya lo veréis porque me los iba poniendo en la mano… Había acordado 12€, pero le he dado 15€

Bueno, voy a ver qué ceno, y luego me voy a subir a la terracita del hotel a tomar unas cervezas con unos australianos que he conocido. Igual mañana me voy con ellos en un tour privado. Ya os cuento…

Alejandría

Castillo-Fortaleza de Alejandría. Se ubica donde estaba el mítico faro

Castillo-Fortaleza de Alejandría. Se ubica donde estaba el mítico faro

 

Vista desde el castillo

Vista desde el castillo

En el castillo

En el castillo

Vista desde el castillo

Vista desde el castillo

Vista desde el castillo

Vista desde el castillo

Detalle del castillo

Detalle del castillo

Entrada de la biblioteca de Alejandría

Entrada de la biblioteca de Alejandría

Escultura en la biblioteca

Escultura en la biblioteca

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

En la biblioteca

En la biblioteca

Escultura en la biblioteca

Escultura en la biblioteca

Stanley bridge

Stanley bridge

Tranvía

Tranvía

Tranvía

Tranvía

Felah

Felah

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Puesta de sol en Alejandría

Puesta de sol en Alejandría